¿Por qué preocuparse? 18 marzo, 2016 – Publicado en: Autoayuda, Judaísmo, Torá

¿Por qué preocuparse? Si hay algo que puedan hacer acerca de un problema, ¡háganlo por todos los medios! Si no hay nada que puedan hacer, ¿qué bien hace preocuparse? Un Purim un alumno de Rabí Jaim de Brisk bebió mucho y se emborrachó, y en su estado de ebriedad hizo comentarios insultantes acerca de su maestro.

Cuando recuperó la sobriedad, se disculpó profusamente y puesto que su Rebe era tanto un tzadik como un genio talmúdico renombrado mundialmente, fue perdonado. Un colega de Rabí Jaim se opuso a que le diera su perdón, citando el Proverbio: “Un borracho tiene en su lengua lo que una persona sobria tiene en su pulmón”, es decir, los pensamientos que son verbalizados mientras está ebrio revelan los sentimientos que esa persona tiene cuando está sobria, así que él debía estar encubriendo actitudes irrespetuosas. Rabí Jaim estuvo en desacuerdo, recurriendo a su brillantez.

sonriendo cada dia“Si esa observación fuera universalmente cierta, entonces los carniceros podrían evitar grandes pérdidas. La mayoría de los animales que se hacen treifá (no kasher) es porque la inspección de los pulmones revela una lesión problemática. ¡Pero espera! Hay una solución simple para prevenir este desagradable acontecimiento. ¡Denle de beber al animal e inspeccionen su lengua! Si no aparece defecto en la lengua, eso significa que tampoco hay nada en el pulmón. ¡Piensa cuanto dinero se puede salvar si los animales que se sabe que tienen lesiones no son carneados para uso kosher!“¿Por qué no se hace esto?” Extrajo su deseada conclusión“Aparentemente el dicho se aplica sólo a los seres humanos, pero no es verdad para los bueyes. Por lo tanto aquí no tengo motivos para aplicarlo en este caso”.Rabí Jaim pudo haber sido un tzadik, pero no era para nada tonto.

Ud podrá encontrar en nuestra página web: www.bneisholem.com.ar