Devoción – Temor a Di´s 5 agosto, 2015 – Publicado en: Judaísmo, Mashiaj, Torá

Un jasid trajo a su hijo a un Rebe y le pidió que lo bendijera para que fuera un judío devoto, temeroso de Di-s y estudioso. El Rabí sonrió benignamente.

“Devoción, temor de Di-s y conocimiento de la Torá” dijo “no son el resultado de las bendiciones, sino del trabajo duro, entrenamiento y estudio. En cambio te bendeciré a ti con buena salud y parnasá (sustento) así podrás dedicarte a enseñar a tu hijo a estudiar, a ser devoto y temeroso de Di-s”.

Rabí Iosef Dov de Brisk estaba caminando con algunos de sus alumnos por el sendero, cuando pasaron tres carretas tiradas por caballos cargadas de heno, en fila una tras otra.

sonriendo cada diaRabí Iosef Dov se volvió a sus alumnos “Si ustedes se fijan, el caballo de la tercera carreta está comiendo el heno de la carreta que está delante de él. El caballo que va a la cabeza no tiene nada para comer, pero su carga se hace más liviana, pues el segundo caballo come de ella. El caballo del medio es el que más se beneficia de este orden, porque come de la carreta de adelante, y su carga es alivianada pues el tercer caballo come de ella.

“Esta escena debe servir como un recordatorio gráfico” continuó “que estar en cualquier extremo de algo raramente es benéfico o apropiado para el tema. Maimonides ensalza el

‘medio de la virtud’, señalando que con excepciones específicas, la moderación es espiritualmente superior al extremismo”.

La importancia del “medio de la virtud” y la preferencia de la moderación sobre el extremismo es rutinariamente relevante.

Quizás de un significado aun más grande, al infundir en nuestra rutina con aumentada sustancia es el darnos cuenta que algunas personas pueden leer y releer obras éticas y no aprender nada de ellas, mientras que algunos, como Rabí Iosef Dov pueden echar una momentánea mirada a una procesión de carretas tiradas por caballos y derivar valiosas guías para la vida de la escena.

 

Ud podrá encontrar en nuestra página web: www.bneisholem.com.ar