Cuando pecamos, somos similares al alcohólico! 5 agosto, 2015 – Publicado en: Autoayuda, Judaísmo, Mística judía, Rosh Hashana, Teshuva

Mi compromiso en el tratamiento del alcoholismo me ha dado
un mejor entendimiento de la amonestación del profeta. Es típico
del alcohólico comportarse destructivamente y no reconocer cuál
es su problema. El atribuye toda su miseria y fracasos a otras personas,
y es incapaz de ver que la bebida es su ruina.

 

Rechaza toda ayuda, insistiendo en que puede manejar todo por sí mismo, a pesar
de que es obvio para todos que no puede manejar nada. La inhabilidad
para abandonar el alcohol domina y dicta todas sus acciones.
El profeta nos dice que cuando pecamos, somos similares al
alcohólico, aún cuando podemos estar enteramente sobrios.
Nosotros rehusamos firmemente cambiar nuestros caminos, y volvemos
un oído sordo a cualquier crítica.

Viviendo Cada Dia

Viviendo Cada Dia

Demasiado frecuentemente la vana ilusión del alcohólico es
destrozada sólo por algún evento catastrófico que lo empuja dentro
de la realidad. Nosotros no necesitamos esperar esto. Si abrimos
nuestras mentes a las enseñanzas de la Torá, podemos restituirnos a
una vida saludable sin el trauma de un cataclismo personal.

Viviendo Cada DiaExtraído de “Viviendo Cada Día” – Editorial Bnei Sholem

Ud podrá encontrar en nuestra página web: www.bneisholem.com.ar