Carrito 0

Shemot

Los descendientes de Iaacov residían en Egipto, donde se multiplicaron. El nuevo Faraón, temiendo que los israelitas se aliaran a los enemigos de Egipto para derrocarlo, inició una política de opresión, reduciéndolos a la esclavitud. Sin embargo, los intentos del Faraón por reducir numéricamente la población judía resultaron ineficaces, pues su tasa de natalidad aumentaba constantemente. El soberano egipcio ordenó a las parteras hebreas Iojeved y Miriam, que mataran a los niños varones en el…

Continuar leyendo

Mientras Abraham estaba sentado a la entrada de su tienda esperando recibir visitantes, aparecieron tres individuos

Mientras Abraham estaba sentado a la entrada de su tienda esperando recibir visitantes, aparecieron tres individuos. Corrió a darles la bienvenida y a agasajarlos en la forma más hospitalaria. Estos “visitantes” eran, en realidad, ángeles enviados por Hashem para cumplir misiones especiales en este mundo. Uno de ellos le informó a Abraham que en un año su esposa Sará daría a luz a un niño. El segundo ángel cumplió su misión, curando a Abraham el…

Continuar leyendo

Novena y Décima plaga

Nuevamente el Faraón pidió a Moshé que lo liberara de la plaga. El tzadik hizo tefilá y Hashem mandó un viento que se llevó a las langostas hacia el mar. Pero el corazón del Faraón volvió a endurecerse y no liberó al pueblo.Hashem le ordenó a Moshé que extendiera su mano hacia el cielo para continuar con la novena plaga. Moshé cumplió con la orden y una profunda oscuridad cayó sobre toda la tierra de…

Continuar leyendo

Séptima y Octava plaga

Al no dejar el Faraón partir al pueblo, Hashem mandó la séptima plaga: unos truenos espantosos estallaron y una lluvia de granizo comenzó a caer con enormes piedras de hielo, mezcladas con fuego. Los egipcios que no morían por el golpe de las piedras, morían quemados.-Hashem es justo; mi pueblo y yo somos malvados- clamó el Faraón. -Quiten esta plaga y los dejaré ir. Pero una vez libre de la plaga, el corazón del Faraón…

Continuar leyendo

Cuarta, Quinta y Sexta plaga

Hashem le dijo a Moshé que advirtiera al Faraón que si no dejaba libres a los iehudím, toda la tierra de Egipto sería invadida por toda clase de fieras salvajes, siendo ésta la cuarta plaga.Pero el Faraón no oyó esta advertencia.Y llegaron las fieras, haciendo un gran daño a todos los egipcios.El Faraón llamó a Moshé.

Continuar leyendo

La segunda y tercer plaga

-Ve hacia donde está el Faraón y dile que si no deja salir a los iehudím de la tierra de Egipto, les mandaré la segunda plaga, llenando todo el lugarde ranas- dijo Hashem. Pero el Faraón no escuchó la advertencia. Pronto toda la tierra de Egipto se llenó de ranas. Ranas en las camas, ranas en las ollas, ranas en las sillas, ranas en los armarios, ranas… ranas… ranas. El Faraón llamó a Moshé y…

Continuar leyendo

Las primer plaga

Moshé y Aarón volvieron a presentarse ante el Faraón para exigirle que dejara salir al pueblo. Éste les pidió una señal para saber si realmente eran enviados de Hashem.Entonces, Aarón arrojó su bastón al piso y se transformó en serpiente. Los magos de la corte hicieron lo mismo, pero la vara de Aarón recuperó su forma original y así, convertida en bastón… devoró las serpientes de los magos. Sin embargo, el Faraón no cedió. A…

Continuar leyendo

Shemot

Como recordarán, Iaacob y sus hijos, debido al hambre que había en el mundo, fueron a Egipto,donde Iosef gobernaba, estableciéndose en la tierrade Goshén. Muy pronto las familias de Bnei Israel fueron numerosas, habiendo en cada casa muchos niños.Esto disgustó a los egipcios, quienes veían en los iehudímun peligro para su país.

Continuar leyendo

El Primer Decreto del Faraón: Trabajo Esclavizado

A pesar de que los Benei Israel asumieron externamente las prácticas Egipcias de adoración de ídolos, Hashem los amaba profundamente porque ellos eran los hijos de las sagradas Tribus. El por consiguiente, causó que se multiplicaran de una manera extraordinaria. Las mujeres Judías daban a luz a sextillizos, sus nacimientos múltiples similares a aquellos de los insectos, peces y escorpiones los cuales producen descendencia a una velocidad excepcional.

Continuar leyendo

Parasha Vaigash

Los hermanos de Iosef estaban entristecidos. ¿Cómo podrían presentarse ante Iaacob sin Biniamin? El que peor se sentía era Iehudá. Él había garantizado el retorno de Biniamin con su propia vida.

Continuar leyendo
Translate »